El proyecto

Es usual que cada crisis social y política en la historia de la humanidad nos deja iconos visuales. La revolución francesa, la revolución mexicana, la revolución rusa, la República de Weimar que antecede al período nazi en Alemania, la guerra civil española, la salida de los presos de los campos de exterminio al final de la Segunda Guerra Mundial, la bomba sobre Hiroshima y Nagasaki, los trabajos forzados en los campos del Gulag, la guerra de Vietnam, la revuelta de mayo en Paris en 1968 y ese mismo año el movimiento social en Ciudad de México, son algunos ejemplos. 

Los acontecimientos de octubre 2019 en Chile, no son una excepción. Las calles y las paredes de las ciudades, se transformaron entonces en un escenario de discurso permanente, donde cada gesto mínimo de intervención del espacio público nos muestra a una ciudadanía silenciada e inconforme. Hoy la expresión popular nos vuelca su ira, su disconformidad, su desazón, pero también sus deseos, sus proyectos y finalmente sus esperanzas de una sociedad más digna. 

Este patrimonio cultural inmaterial sin embargo es de carácter transitorio. Sus mensajes como huellas de una voz colectiva, son constantemente borrados, arrancados o desvanecidos con el desgaste de los días, robando su permanencia tanto del muro como de la memoria histórica. Siendo este espacio de desaparición además un lienzo en blanco donde se re-escriben y fluyen nuevos relatos, nuevos tejidos narrativos de nuestro sentir y/o malestar social- político presente.

Por ello, nuestra principal intención es registrar, preservar y difundir a través de medios digitales toda forma de discurso o manifestación contenida en el paisaje urbano y que nos invite a la lectura y a la reflexión. Incorporando no solo un archivo de los acontecimientos del 18 de octubre del 2019 y los meses siguientes, sino de las permanentes y continuas necesidades de expresión manifestadas por la ciudadanía.

Buscamos contar con una plataforma participativa, creando un archivo visual y de texto que esté a disposición de las personas que quieran utilizarlo. Esta web es también un espacio de diálogo y reflexión propuesto de manera colectiva y transversal. Necesitamos el apoyo de cada uno de nuestros lectores, para que se transformen en colaboradores de una comunidad informada e inquieta. Dejando con ello una invitación abierta y permanente a quienes puedan enviarnos sus propios registros fotográficos de leyendas, muros e intervenciones en el espacio público, en ciudades a lo largo de todo el país, construyendo así un mapa amplio, nutrido y flexible de la memoria colectiva e insurgente en Chile, archivo que no podrán borrar dos veces de la historia oficial.

ICONO_DEF_EDIT_2_edited_edited.png